BANNER CECOTEC

Hoy en día existen muchos smartwatches en el mercado, y a la hora de adquirir uno ¿Sabes qué debes hacer? Ahora bien, considerando el costo de estos accesorios, es importante tener claras las diferencias entre cada modelo y asegurarte de seleccionar aquel que se adapte más a tus necesidades. Para ello, primero tienes que saber qué preguntas hacerte para ayudarte a aclarar tus dudas y saber cómo comprar el mejor reloj inteligente.

1. ¿Es compatible con mi smartphone?

Debes tomar en cuenta el hecho de que sea completamente compatible con tu smartphone. Es la forma más rápida para descartar o considerar su adquisición y comprobar que el reloj inteligente que deseas puedas sincronizarlo con el mismo. Más específicamente, ¿qué sistema operativo tiene incluido este smartwatch?

Hay que tener claro que los relojes Android sólo funcionan con los teléfonos Android, y los de Apple sólo funcionará con el iPhone. Si necesitas algo multiplataforma, puede que tengas que mirar otras opciones como Pebble, u otras marcas, que no precisamente son relojes, como Fitbit Chargue o el Microsoft Band. Los dos últimos incluso trabajan con Windows Phone.

2. ¿Su apariencia va con mi estilo?

El smartwatch es un gadget que vas a llevar en tu día a día puesto en la muñeca, por lo que no se puede subestimar la importancia de la apariencia al momento de usarlo. El LG G Watch es más económico que el Moto 360, pero que nadie se confunda, parece un reloj tradicional, pero no lo es. El original Kickstarter-backed Pebble es más asequible que el Pebble Steel, sin embargo éste último es lo bastante elegante para llevar con un traje.

Escoger el modelo de un smartwatch por su apariencia debe ser muy bien pensado, puesto que el cambio entre los múltiples accesorios que ofrecen no es tan rápido y fácil como cambiar un reloj normal cada día para que coincida con lo que llevas puesto.

3. ¿Qué hay en cuanto a su fabricación? ¿De qué materiales está hecho?

3. Calidad de fabricación.

Definir a un reloj va más allá de su aspecto. El metal y el cristal Gorilla que protege el interior del Moto 360 es más duradero que las opciones hechas enteramente de plástico que tienden a mostrar marcas de desgaste y los arañazos. Pero si quiere llevar su reloj mientras sube una montaña, nadar en la piscina pública, o mientras trabajas en una obra de construcción, entonces puede que quieras algo así como el Sony SmartWatch 3, que está orientado a este tipo de usuarios y tiene una banda reemplazable que cubre la mayor parte del dispositivo.

Los materiales con que está elaborado también afectan el peso del dispositivo, esto es algo que hay que tomar en cuenta, ya que es un artículo que vas a llevar por largo tiempo en tu muñeca y debe ser cómodo.

4. ¿Y la duración de la batería?

4. Duración de bateria.

¿Con qué frecuencia estás dispuesto a recargar su dispositivo? Muchas de las opciones más novedosas pueden durar uno o dos días cargado. El Moto 360 puede durar cerca de un día de carga, mientras que el LG G Watch R puede llegar prolongarse hasta dos.

Desde Samsung aseguran que su GEar S2 puede resistir hasta dos días sin recarga, mientras que en LG dicen que el Watch Urbane podría aguantar tres días como media… Sin embargo, todo depende del uso que le demos al reloj, y recuerda siempre que una cosa dice el fabricante, y otra cosa vive el usuario en el día a día con la batería.

5. ¿Posee sensor de luz ambiental?

5. Sensor de luz ambiental.

Un smartwatch con un sensor de luz ambiental ajusta automáticamente su nivel de brillo para que sea legible en diversos entornos. Se atenuará en sí todo el camino hasta la noche y brilla tanto como pueda cuando esté al aire libre en un día soleado. Sin embargo, no es algo que se encuentra en todos los modelos.

El Pebble cuenta con este sensor, lo mismo ocurre con el Moto 360 y el Sony SmartWatch 3, el AppleWatch también, así como el Microsoft Band que ya lo hace. Pero muchos smartwatches simplemente no cuentan con esta función; en ellos, tienes que ajustar manualmente el brillo según lo requieras.

6. ¿Es resistente al agua?

6. Resistencia al agua.

La mayoría de los smartwatches no se apagará si le sorprende la lluvia, pero esto no quiere decir que vamos a dejar que se empape. Si el caso es que quiere ir a nadar sus opciones son limitadas, a continuación algunas de ellas: El Sony SmartWatch 3 tiene una clasificación IP68, lo que significa que puede estar sumergido hasta un metro y medio de agua durante media hora. El Pebble puede ir aún más lejos, y sumergirse en el agua varias decenas de metros.

7. Y de aplicaciones… ¿qué me ofrece?

Estas aplicaciones son una de las diferencias que posee los smartwatch de los relojes convencionales. Pero sus usos no son tan esenciales como se podría esperar inicialmente. Puedes utilizar tu smartwatch como un receptor pasivo de notificación, o puedes utilizarlo como un gadget que realiza funciones de compensar la carga en tu teléfono.

Aunque Pebble dispone de una pantalla en blanco y negro, lo que puede parecer una limitación, tiene una amplia selección de aplicaciones que te permiten controlar la cámara del smartphone, mantenerte al día con los resultados deportivos, ayudarte a hacer ejercicios o divertirte rodando un juego.

¿Ya tienes claro qué reloj inteligente es adecuado para ti?

Te hemos dejado saber algunas claves para tener en cuenta, ya que no podemos tomar la decisión por ti. Sólo esperamos que este copilado de datos te haya ayudado en el proceso de deliberación. Esta rama de la industria de la tecnología está creciendo rápidamente, y es fácil perderse en todos los cambios que se le realizan.

Igual te dejamos a continuación el podcast de nuestro programa de radio semana, TechDencias con GizTab, donde hemos estado debatiendo sobre el futuro de los relojes inteligentes con expertos de Samsung, LG y Kaspersky:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.