Si estás pensando en regalar un smartwatch por Reyes puede que te estés preguntando: ¿Cuál es el mejor smartwatch del mercado? ¿Cómo elegir el smartwatch perfecto? Son preguntas complicadas que exigen respuestas con sólidos argumentos, porque a la hora de elegir el mejor smartwatch hay que evaluar una serie de características que lo hagan merecedor de tal distinción.

Y es que hay smartwatches de muchas marcas, modelos, tamaños y con funciones muy variadas. Las opciones son múltiples y aunque esta competencia beneficia a los consumidores, es necesario que antes de comprar nos informemos sobre lo que deberíamos buscar para optar por el mejor smartwatch del mercado.

En vista de lo anterior y para hacerte la vida más fácil, hemos decidido ayudarte en la búsqueda del mejor smartwatch, así que a continuación vamos a resumir las claves en las que debes fijarte al elegir el smartwatch que merece ocupar tu muñeca.

1.- Diseño

Un smartwatch es un accesorio que se luce: lo llevas en la muñeca y es en sí mismo una pieza de vestir, así que el diseño es fundamental. Cuando llevamos en la muñeca un smartwatch queremos que parezca lo que es en esencia: un reloj. El diseño del smartwatch ideal tiene que ser, necesariamente, versátil y elegante. Así que cuando vas a elegir el mejor smartwatch es básico que te fijes en su diseño y en las posibilidades de personalización que te ofrece.

¿Te permite intercambiar las correas? Esto es fundamental porque así podrás colocarle una que se lleve mejor con tu estilo, y lograrás que el smartwatch se integre en tu look cotidiano. Otro punto importante en cuanto a diseño se refiere es que la pantalla te permita cambiar los fondos con diseños que se adapten a diversas situaciones, desde las más elegantes hasta las más deportivas, ¿verdad?

Un buen ejemplo de smartwatch versátil, en cuanto a diseño se refiere, es el Samsung Gear S3, que tanto en su versión Classic (con acabados de acero pulido y un toque más elegante) como en su versión Frontier (con caja de acero negro y correa de silicona para un toque más ‘todoterreno’), es compatible con correas tradicionales de 22 milímetros. Tienes entonces total libertad para ir a cualquier relojería y cambiar la correa por la que te apetezca, por la que vaya mejor con tu estilo.

Siguiendo con el ejemplo del Samsung Gear S3 merece la pena mencionar que tiene una pantalla circular de toque clásico, por lo que a simple vista parece un reloj de toda la vida, pero con la funcionalidades de un smartwatch de avanzada. El fondo de dicha pantalla se puede personalizar, además, con infinidad de esferas que van desde las más clásicas y elegantes, hasta las más deportivas o incluso divertidas. Una para cada día, que bien puedes combinar con tu ropa o con tu estado de ánimo.

2.- Pantalla

samsung-gear-s3-juegos-1Un smartwatch es, además de un accesorio de moda, una herramienta para facilitar nuestro día a día: con él buscamos gestionar las notificaciones del móvil de forma más eficiente, con lo cual la pantalla tiene que ser de calidad sobresaliente. La pantalla de un smartwatch tiene que ser lo suficientemente cómoda como para poder interactuar con ella sin complicaciones: una pantalla muy pequeña puede representar un incordio a la hora de elegir aplicaciones sobre ella. Por tanto en este caso el tamaño sí importa…

Así las cosas, un buen ejemplo de pantalla cómoda es la del Samsung Gear S3: 1,3 pulgadas en super AMOLED, con una resolución de 360×360 píxeles y una densidad de 278 ppp, donde el contenido se muestra de forma brillante y nítida, incluso a plena luz del sol. Esto es algo fundamental a la hora de escoger la pantalla de un smartwatch porque buena parte del uso que le daremos será en ambientes muy iluminados y en exteriores, con lo cual se agradece la nitidez en dichas situaciones.

La pantalla del Samsung Gear S3 puede permanecer encendida para dar el aspecto de que se trata de un reloj clásico. Esto es posible gracias a la función Always On, que hace que cuando el smartwatch está en reposo pueda seguir mostrando en la pantalla la hora, como si de un reloj tradicional se tratara. El consumo de batería de esta funcionalidad es mínimo, y se traduce en comodidad porque puedes ver la hora todo el tiempo en pantalla.

3.- Fluidez y conectividad

samsung-gear-s3-s-health-cardiaco-1

Además de un accesorio de moda, un smartwatch es una herramienta para gestionar mejor nuestro tiempo y monitorizar los datos de nuestra actividad física, por ejemplo. Para ello, es fundamental que cuente con la fluidez suficiente que le permita la gestión multitarea sin problemas… ¿te imaginas que el smartwatch tarde procesando información para mostrarte las notificaciones, por ejemplo? No tendría sentido, pues en lugar de ayudarnos a ser más eficiente, nos estaría retrasando mientras procesa lo que le pedimos.

La clave en este aspecto es elegir un smartwatch con un procesador capaz de efectuar las tareas que le asignamos sin retraso. En este aspecto el Samsung Gear S3 cumple su cometido gracias a un procesador Exynos 7270 de dos núcleos a una velocidad de 1.0GHz, que junto a una memoria RAM de 768 GB garantizan la fluidez de todos los procesos que se le asignan.

Un dato importante a mencionar, en este particular, tiene que ver también con la memoria interna del smartwatch, ya que de tenerla podrías llevar en él tu música cuando sales a hacer deporte, por ejemplo, sin necesidad de llevar contigo el móvil. El Samsung Gear S3, por seguir con el ejemplo, tiene una memoria de 4GB que son más que suficientes para almacenar una playlist que te acompañe cuando sales a hacer running… Al tiempo que guarda los datos de tu actividad física, porque cuenta con GPS integrado que no solo te marca la ruta, sino que mide y guarda la cantidad de kilómetros que recorras.

Y hablando de GPS toca hablar de conectividad, porque el smartwatch ideal tiene que contar con ella. La mayoría de modelos del mercado no cuentan con WiFi, por ejemplo, sino que se conectan al móvil a través de Bluetooth… En el caso del Samsung Gear S3 tiene ambas conexiones, además de NFC, por lo que está equipado para cuando soluciones de pago móvil como Samsung Pay estén disponibles para wearables en España.

4.- Resistencia y autonomía

samsung-gear-s3-musica-mujer-1

Un smartwatch es algo que llevamos expuesto en la muñeca. A diferencia de los móviles a los que podemos proteger con fundas especiales, el smartwatch está sometido a las inclemencias del día a día: golpes, arañazos, salpicaduras… A la hora de elegir el mejor smartwatch tenemos que fijarnos en su capacidad para resistir las condiciones más extremas a las que un reloj pueda enfrentarse.

¿La clave? Los materiales de construcción del smartwatch. Por ejemplo, el Samsung Gear S3 del que hablábamos antes está construido en acero inoxidable, con lo cual no tendrá problemas para enfrentarse al día a día. Su pantalla está hecha en Corning Gorilla Glass de última generación, capaz de resistir a arañazos y golpes de uso. Y como bien puede que el smartwatch se moje a la hora de lavarnos las manos, por ejemplo, o tomar una ducha, éste modelo de Samsung cuenta con certificación IP68 que lo hace resistente al agua.

Otro elemento clave al momento de elegir el mejor smartwatch es su batería. Lo importante es que puedas usar el reloj sin tener que preocuparte constantemente por cargarlo. Ya es suficiente con tener que preocuparnos por tener el móvil siempre cargado, ¿no? En este sentido vamos a seguir con el ejemplo que poníamos antes, el del Samsung Gear S3, que al integrar una batería de 380 mAh es capaz de ofrecer una autonomía de cuatro días con una sola carga. Además, a la hora de cargarlo, un par de horas bastan para darle el 100% de su capacidad, con lo cual no tendrás ningún problema en cuanto a autonomía se refiere.

5.- Compatibilidad

samsung-gear-s3-medicion-calorias-deporte-1Cuando vamos a elegir el mejor smartwatch para comprar es importante fijarnos en que sea compatible con el móvil con el que le vamos a usar. En el caso del Samsung Gear S3, que integra Tizen como sistema operativo, la compatibilidad está garantizada con móviles Android a partir de la versión 4.1 del sistema operativo, es decir, con prácticamente todos los móviles Android que hay ahora mismo en el mercado.

La compatibilidad del smartwatch es la que garantiza además que podamos hacer más cosas desde él: gestionar notificaciones, visualizar mensajes de texto, hacer y responder llamadas… Que sí, que incluso podemos hacer y recibir llamadas desde algunos smartwatches como el Samsung Gear S3, que al integrar micrófono y altavoz, te permite hacerlo sin necesidad de sacar el móvil del bolso, o bien para responder mientras vamos conduciendo, por ejemplo.

Así las cosas, queda claro que ante la oferta que hay en el mercado de los smartwatches hay opciones para todos los gustos y, sobre todo, para todas las necesidades. Y es que además de ser un accesorio, un smartwatch es un aliado para que podamos gestionar mejor nuestro tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.