La lucha contra el maltrato animal poco a poco está generando cambios en las sociedades a favor de las especies, muchas de ellas en peligro de extinción. Un ejemplo de ello es la solución que halló el circo alemán Roncalli con el uso de hologramas en 3D.

Es conocido por todos que los animales forman parte del espectáculo que presentan los circos, pero detrás de los trucos y diversión que presentan durante el show, hay toda una historia de maltratos y vejaciones. En este sentido, el Circus Roncalli decidió dejar todo eso atrás y en 2017 contrató al director digital Markus Strobl para dar un vuelco a sus presentaciones en 2018 con una escena holográfica de 300 grados.


Te puede interesar:
El futuro de la educación está aquí: Clases a través de hologramas


 

Aunque ya desde hacía un buen tiempo el circo Roncalli había dejado de usar caballos en sus shows y se enfocó en payasos, acróbatas y poetas; ahora puede mantener la ilusión de los actos con animales sin maltratarlos a través de los hologramas en 3D. ¿Irías a sus espectáculos?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.