Ver películas online ya es tan natural como ver la tele. Y casi más que ir al cine. El consumo de streaming no es un secreto para nadie y durante la pandemia este servicio ha revolucionado la manera de hacer y distribuir historias. La popularidad de ver películas y serie bajo demanda desde tu dispositivo inteligente he propiciado la visita a varias páginas con contenido audiovisual, pero también a dado cabida al nacimiento de nuevas plataformas como el caso de Cine Mestizo para ver películas venezolanas en Internet.

Desde cualquier parte del mundo tenemos acceso a un sinfín de historias y propuestas innovadoras, porque hay que resaltar que parte del éxito de Netlix ha sido el apoyo a historias provenientes de otras regiones. Latinoamérica tiene una larga data cinematográfica y en gracias a los servicios de internet podemos rescatar todas las joyas del cine, así como la creación de nuevo material.

Es precisamente el efecto Netflix lo que ha fomentado a desarrollar espacios para intercambiar y conocer la historia de un género o región en particular. Cada día son más los países que reúnen su filmografía en un solo lugar, siendo Cine Mestizo uno de los ejemplos más reciente para los cinéfilos suramericanos.

Películas venezolanas en Internet

Daniel Ruiz Hueck era un estudiante de derecho que por gajes del destino terminó trabajando para el cine venezolano, fundó la productora “Bajo la manga” con la cual se ha llevado el reconocimiento de la comunidad cinéfila. Después de siete años residenciado en España decide organizar un festival de cine en mayo del 2020, pero es cancelado por la llegada de la pandemia por el Covid-19.

Fue cuando entonces a Daniel y un amigo se les ocurre realizar un festival online, aunque la idea finalmente terminó cambiando a una plataforma exclusiva de películas venezolanas. La meta es convertir a Cine Mestizo en la filmoteca digital más grande del cine de su país y una referencia de películas latinoamericanas.

Lo que empezó hace apenas un año con un poco más de 20 películas, hoy llega a un repertorio de 80 producciones con filmes del año 1980 hasta 2020.  La idea es rescatara las cintas más antiguas, además de un replanteamiento de imagen y material promocional de algunas películas que brinden al espectador una mirada a lo que es el cine venezolano y lo que se puede llegar a ser.

Con la pandemia los circuitos de exhibición han estado cerrados y el servicio se ha convertido en la opción más inmediata para distribuir audiovisuales. Cine Mestizo se convierte esa vitrina de viejos y nuevos cineastas que reflejan la realidad y hasta la ficción de un país.

Con una interfaz bastante pulida encontramos en su página inicial un mensaje de bienvenida y los posters de las producciones más reciente dentro de la plataforma, además de los enlaces para la colección de los principales cineastas dentro de Cine Mestizo, así como los comentarios de usuarios a través de las redes sociales oficiales.

Su plataforma está dividida por secciones de interés con nombres muy particulares: “Para que te rías”, “Hechas por mujeres”, “Las películas que reventaron la taquilla”, “Las más nuevas”, “Las películas que son arte puro”, “Las películas aclamadas en festivales de cine”, “Las películas clásicas”, “Las películas que te moverán el piso”, “Las películas hechas con poco dinero”, “Las que tienen subtítulos”, “Las películas raras”, “Nuestras favoritas”, “Las que vienen por ahí…. próximamente”, “Las últimas que montamos” y “Las que pueden ayudarte a entender nuestro país”.

Semanalmente, el espacio brindará una película protagonista, de la cual se hablará durante siete días en su cuenta oficial de Instagram: @cinemestizo.

Cine Mestizo está en la constante búsqueda de material autóctono, prueba de ello es la lista de cineastas venezolanos con obras hechas en casa, sin embargo, se prevé incluir las películas hechas por venezolanos producidas en otros países. Incluso también tienen proyectado contenido europeo porque para los creadores de la plataforma que la venezolanidad es más que un lugar y desean a ayudar a quienes aportan al país a través del séptimo arte.

Tarifas de Cine Mestizo

El movimiento migratorio de los venezolanos es la principal herramienta de publicidad para Cine Mestizo -y también de consumo- pues desde cualquier parte del mundo compatriotas y cinéfilos pueden disfrutar de joyas clásicas y las nuevas propuestas sin necesidad de estar amarrados a una mensualidad.

A diferencia de otras páginas de streaming, en esta no es necesario un pago mensual, sino por película seleccionada. El registro es gratuito y al momento de la formalización recibes como regalo una película, actualmente es la obra de Andrea Baranenko “Yo, indocumentada”.

Los usuarios pagarán únicamente por lo que quieren ver al mejor estilo de videoclub on line, el precio oscila entre 1,85 y 4 dólares por film, pudiendo también pagar en euros, todo ello con las bondades de las tarjetas de créditos y plataformas de pago como paypal. Los usuarios recibirán un código que servirá para visualizar la película cuantas veces quieran por un período de 72 horas.

Cine Mestizo: ¿Merece la pena?

Una interesante estrategia de mercadeo de Cine Mestizo es la posibilidad de que los usuarios registrados puedan regarle una o unas películas a sus seres queridos o amantes del arte cinematográfico. Solo basta con definir el monto, los datos de pago y el correo electrónico de la persona que recibirá el regalo, en dicha tarjeta el destinatario tendrá un código para canjearlo en el catálogo digital.

En apenas un año la página ha promediado más de 4 mil visitas al mes, lo cual es una prueba del poder del streaming. Los creadores de Cine Mestizo reiteraron que la idea principal del proyecto es buscar las películas y a sus directores, pero el éxito de la iniciativa a revertido la situación porque muchos cineastas han tocado a la puerta de la plataforma para contribuir con su material.

Cine Mestizo llegó para ser una herramienta de entretenimiento, pero también un punto referencial de la identidad venezolana, como han sido otras plataformas para ver películas francesas o cine clásico. La plataforma además de ser rápida y fácil de usar, resguarda la identidad de una región que, al igual que muchos otros países de larga data cinematográfica, han exportado su cultura a los diversos rincones del planeta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.