Desde que comenzó la impresión 3D se ha tenido la expectativa de que se convertiría en un aliado de la medicina y cada vez está más involucrada en esa tarea. En esta oportunidad un grupo de investigadores españoles lograron imprimir tejido humano con impresoras 3D que pueden ser implantados en el cuerpo de pacientes que tengan lesiones de hueso o cartílago.

Que se haya logrado imprimir tejido humano con impresoras 3D es un avance que permitirá sustituir las prótesis metálicas por implantes que son desarrollados a partir de células del propio paciente, reduciendo las posibilidades de rechazo de una pieza y suprimir a la vez los ensayos clínicos en animales.


Te puede interesar:
Impresión 3D para fabricar orejas, huesos y tejidos humanos a la carta


El equipo responsable de este logro está conformado por ingenieros y científicos de la Universidad Complutense de Madrid y del Grupo de Biomateriales de Luis-Rodríguez Lorenzo. El proceso de imprimir tejido humano con impresoras 3D se da por medio de la producción de cuadrículas de policaprolactona, en las que se depositan las células extraídas al paciente utilizando una aguja añadida al extrusor de la impresora.

Muestra del tejido humano impreso en 3D
Muestra del tejido humano impreso en 3D

Las células del propio paciente se reproducen y entonces invaden la lámina de policaprolactona, entonces lo sustituyen por un material natural como hueso o cartílago. Para poner en marcha este proyecto, los científicos recibieron el apoyo de BQ y sus impresoras 3D, ya que recibieron la donación de un modelo BQ Hephestos 2 y un BQ Witbox 2, además del asesoramiento técnico durante el proceso.

Una vez que se logró imprimir tejido humano con impresoras 3D, los investigadores evaluaron dos vías para implantar el tejido en el paciente:

  • La primera opción es implantar la cuadrícula con las células en la parte rota del hueso o cartílago para que se regeneren dentro del cuerpo.
  • La segunda opción es producir un ecosistema en el laboratorio para que las células reconstruyan el tejido humano, que se implantaría después al paciente.

Entre los principales responsables del proyecto se encuentra Nieves Cubo quien explica que “no hablamos de reemplazar, sino de regenerar. Buscamos cambiar las prótesis artificiales por algo que se integre en el cuerpo”, una vez que se tenga el éxito con este proyecto, podría aplicarse a la regeneración de los tejidos de personas con enfermedades óseas como la osteoporosis.

El proyecto que logró imprimir tejido humano con impresoras 3D está en desarrollo y alcanzará la fase de ensayo clínico en dos años y se unirá a otros estudios de investigadores que ya utilizan la impresión 3D en el sector médico y científico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.