Estudio de Kaspersky Lab en colaboración con psicólogos de la Universidad de Würzburg, ha dejado de manifiesto datos impresionantes acerca del ciberacoso, también llamado ciberbullying.

En este sentido, portavoces de la líder en seguridad informática han reseñado que entre los resultados de la mencionada investigación yace el hecho de que uno de cada cinco adolescentes de 12 a 15 años ha sido víctima de ciberacoso, justo en una etapa de desarrollo fundamental para los jóvenes que empiezan a pasar más tiempo online.

Otra de las particularidades que han quedado a la luz en el trabajo de Kaspersky y los psicólogos de Würzburg, es que entre las principales preocupaciones de los padres españoles sobre la vida online de sus hijos, el ciberacoso se ubica en el segundo lugar con un 70%, quedando en primer lugar el acceso a contenido inapropiado (72%) y en el tercero, el contacto con extraños (55%).

El problema se agrava por el hecho de que dos de cada tres niños consideran el ciberbullying un problema real, pero pocos de ellos informan a un adulto de confianza de que están siendo abusados.

Continuando con las cifras, se ha conocido que el 25% de los padres de víctimas afirma que los niños tardaron mucho tiempo en recuperarse; mientras que un 52% piensa que fue un incidente sin importancia y no tuvo consecuencias.

“Con el aumento de la popularidad de las redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter, la vida offline está cada vez más entrelazada con la vida online. En consecuencia, el acoso sigue incluso cuando el niño ya no está físicamente en el patio del colegio. La intimidación puede comenzar en el mundo real, en la escuela, y continuar online, a través de las RRSS”, han puntualizado los diestros de Kaspersky.

Para tener en cuenta

Por otra parte, los informantes han aprovechado para explicar que aunque el ciberacoso no implica violencia física, hay evidencias que sugieren que la intimidación online es aún más intensa que el acoso tradicional, dado a que es anónimo (es más difícil establecer la identidad de los agresores y demostrar quién es el responsable último), es difícil escapar (las víctimas están localizables a través de ordenadores o smartphones, en cualquier momento y en cualquier lugar), siempre online (la mayoría de los usuarios hoy en día tienen acceso a Internet y a toda la información humillante almacenada en la Red) y es más invasivo que cara a cara (los agresores y las víctimas no tienen que verse).

El bullying no es nuevo, pero la tecnología ha hecho que sea más fácil que nunca atacar a los más vulnerables. Cuanto más aprendemos sobre el acoso, sus causas y técnicas en la sociedad actual, más vamos a ser capaces de prevenir el ciberacoso.

Ahora bien, frente a todo este escenario, los de Kaspersky han enfatizado que desde la compañía, en conjunto con la Fundación Alia2 y Reteatro, se ha puesto en marcha “Familia Segura”, iniciativa que compuesta por los proyectos de seguridad en Internet “Atrapada en la Red” y “Escuela de Padres”, dirigidos a niños y jóvenes en los que los padres también tienen mucho que decir.

“Atrapada en la Red es un programa de obras de teatro pedagógico que se representan en centros educativos de toda España con el objetivo de promover la conciencia de seguridad tecnológica entre los adolescentes españoles; y Escuela de Padres cuyo objetivo es ofrecer información, orientación y asesoramiento pedagógico mostrando a los mayores cómo educar a los hijos en el buen uso de Internet”, han ilustrado los informantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.