Una reciente investigación llevada a cabo por la compañía especializada en servicios y soluciones de tecnología Sogeti, ha dejado de manifiesto que en relación a 2013 los delitos cibernéticos aumentaron un 120% el pasado año.

Ahondando en el flagelo, portavoces de la firma han destacado que con respecto a las empresas que ofrecen tecnologías basadas en Internet de las Cosas (IoT), sólo el 33% de los fabricantes de estos productos considera que son “altamente resistentes” ante futuros ciberataques. Mientras, un 70% afirma que los problemas de seguridad y privacidad de estos dispositivos son clave en las decisiones de compra de los clientes.

Por otra parte, y en lo concerniente al Cloud, los informantes han destacado que su seguridad es la mayor preocupación de los responsables de sistemas de TI. Con un promedio del 28% de las aplicaciones en la nube, y un aumento previsto del 35% en 2017, es imprescindible garantizar la seguridad en este entorno.

Es menester resaltar que otro de los aspectos revelados en el estudio de Sogeti, es el vaticinio de un alto incremento de la demanda de la ciberseguridad provocada por la transformación digital. La organización pronostica que este mercado alcanzará un volumen de negocio de 32.000 millones de euros en solo dos años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.