El sector inmobiliario también ha sido influenciado por la impresión 3D; y muestra de ello, es la gente de la compañía china ZhuoDa que ha apostado por esta tecnología para erigir casas de dos plantas, impresas en 3D, en menos de tres horas.

Según reportes, la propuesta de la empresa inmobiliaria se basa en la utilización de seis módulos fabricados con impresoras 3D, que al ser ensamblados componen –en tiempo record- la estructura habitacional, de cuyos atributos más resaltadas yacen que es resistente al agua, a prueba de terremotos e incendios, así como capaz de ofrecerle seguridad y cómodos espacios a sus usuarios. Además, garantiza una vida útil superior a los 150 años y es personalizable a gustos de sus habitantes.

En ese último punto, merece la pena mencionar que la compañía le brinda la posibilidad al cliente de escoger, por ejemplo, el material –simulado- de las paredes; entre ellos, mármol, madera o granito.

Momento de ensamblaje de los módulos e interior de la infraestructura. (Fuente: ZhuoDa)
Momento de ensamblaje de los módulos e interior de la infraestructura. (Fuente: ZhuoDa)

Ahora bien, retomando el aspecto de la entrega del producto final, es menester aclarar que todo el proceso, sumando el comienzo de la fabricación de los módulos, lleva poco más o menos de diez días. Todo el proceso por el cual se logra levantar una casa impresa en 3D lista para ser habitada. Además, la etapa de construcción no produce impactos al entorno con ruidos molestos ni desechos.

En lo que respecta al material utilizado para este proyecto –cuyo precio de producción de cada metro cuadrado gira alrededor de los 400 euros- se ha conocido que la organización no lo ha revelado; sin embargo, la china ha dejado claro que se trata de uno libre de sustancias tóxicas y elaborado a partir de residuos agrícolas e industriales.

Equipo de redacción de GizTab

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.