El Brexit amenaza con limitar el número de inmigrantes de la UE. Así lo reseña Bloomberg. Esta medida de la primera ministra Theresa May resulta interesante para varias compañías que están ofreciendo desde hace un buen tiempo sus productos para contribuir con esta decisión.

Empresas fabricantes de robots de EE.UU., Japón y Suiza tienen los ojos puestos hacia Reino Unido. Locus Robotics, con sede en Wilmington, Massachusetts, por ejemplo, tiene planeado comenzar a vender una máquina autónoma que recorre almacenes, llevando lleva cajas de estanterías a muelles de carga.

Reconstruyen a Eric, el primer robot de Reino Unido

La primera ministra pretende reducir la inmigración anual a menos de 100 mil personas, de casi 300 mil con el Brexit. Si bien esta medida favorecería a las empresas tecnológicas con aspiraciones de entrar a Reino Unido, no lo es tanto para las compañías pequeñas, que dependen en gran medida de inmigrantes de la UE y no han hecho, hasta ahora, grandes esfuerzos en invertir en la automatización.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.