Se acerca uno de los eventos más importantes en el mundo deportivo, el Mundial de Fútbol, que este año se llevará a cabo en Brasil. Cada cuatro años el mundo posa sus ojos durante un mes en este importante torneo, por lo que no es de sorprenderse que los cibercriminales también se interesen en él.

Sí, los eventos deportivos de esta magnitud son sin duda objetivos claves de los cibercriminales, quienes siempre intentan sacar el mayor beneficio posible de estos. En esta oportunidad, estos delincuentes de la red ya comenzaron a trabajar en la manera de robar información a los más incautos.

De acuerdo con Kaspersky Lab, el principal objetivo de los ciberdelincuentes es llamar la atención de quienes compran entradas para los partidos en Internet, y para lograrlo han diseñado ataques de phishing específicos para este fin enviando mails con adjuntos o enlaces maliciosos.

Así, quienes abran estos elementos infectarán sus dispositivos con un malware y posteriormente serán redireccionados a una página web falsa donde los cibercriminales podrán robar su información personal como datos de la tarjeta de crédito o del banco.

¿Cómo protegernos?

David Emm, analista senior de Kaspersky Lab, explica que hasta ahora se han bloqueado entre 40 y 50 páginas fraudulentas solo en Brasil. Indicó que en la mayoría de estos casos, se trató de ataques de phishing, falsas ofertas o páginas web falsas donde encontrar las entradas para los partidos.

Para evitar caer en este tipo de estafas debemos ser un poco precavidos y pensar en que el “si parece ser una muy buena oferta, quizá no sea cierta”. Los fraudes online están siempre a la orden del día, así que nada mejor que estar alerta ante el peligro. Acá unos consejos que nos deja Kaspersky para protegernos de las ciberestafas.

  • Al abrir un email, comprobar siempre que el remitente es conocido. En caso negativo, conviene tener cuidado porque probablemente se trata de un mail de spam o de phishing;
  • Aunque un mail parezca llegar de una fuente oficial o de una organización legítima, no hay que bajar la guardia. Si el mensaje parece sospechoso, mejor no fiarse porque no todos los cibercriminales crean mensajes mal escritos y claramente falsos. En caso de duda, es mejor no abrir el mail y contactar directamente con la organización interesada para pedir más información;
  • Tener mucho cuidado si alguien pide dinero o demasiada información personal, sobre todo datos de la tarjeta de crédito o de la cuenta bancaria.

cintilo-base-web

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.