Invertir en criptomonedas es cada vez más frecuente, pero ¿sabemos los riesgos a los que nos enfrentamos? Los titulares sobre el desplome del Bitcoin, y en general en la cotización de las principales criptomonedas nos tiene que valer para preguntarnos muchas cosas. Y es que si bien en las noticias no paran de salir informaciones sobre la volatilidad de estos activos, aún así, son muchos los que buscan invertir en ellas para obtener rendimiento, o para proteger su dinero.

Si vas a comprar criptomonedas tienes que hacerlo con cabeza, así que aquí vamos a repasar cuáles son los riesgos a los que nos enfrentamos cuando transformamos el dinero tradicional en criptomonedas digitales.

Viendo cómo se hunde el Bitcoin, y las otras criptomonedas, en la actualidad es muy difícil llegar a la conclusión si el dinero digital reemplazará al tradicional a largo plazo, o si solo ocupará nichos especializados en la economía global. Sin embargo, todo apunta a que en el futuro inmediato, las criptomonedas seguirán ganando relevancia como medio de intercambio alternativo.


Te puede interesar:
¡Atención! Cibercriminales también quieren bitcoins


Para saber un poco más de los riesgos de las criptomonedas, conversamos con Jordi Nebot, CEO y Cofundador de PaynoPain, quién nos explicó que hay ciertos riesgos inherentes a la inversión en criptoactivos “como puede ser la formación de precios, la liquidez, problemas derivados del carácter transfronterizo o estafas. Si bien la criptomoneda más conocida popularmente es el bitcoin, se estima que hay unas 7.000 criptomonedas en el mercado. En este sentido, existe un riesgo real que supone invertir en las criptomonedas por su gran volatilidad y complejidad, según han advertido desde la Comisión Nacional del Mercado de Valores y el Banco de España”.

Para tratar de poner orden en este aspecto, nos ha explicado Nebot que “se está negociando a nivel europeo un Reglamento (conocido como MiCA) que tiene como objetivo establecer un marco normativo para la emisión de criptoactivos y los proveedores de servicios sobre estos, aún no existe en la Unión Europea un marco que regule los criptoactivos y que proporcione garantías y protección similares a las aplicables a los productos financieros”.

Los riesgos de las criptomonedas

Ahora aclaremos algunos términos: los tokens o fichas. Son objetos similares a las monedas, pero con una diferencia fundamental, en lugar de ser emitido por una autoridad local o nacional y permitir el libre cambio de bienes, tiene un uso mucho más limitado, y no es de curso legal. Todas las criptomonedas, como Bitcoin, son tokens, representados por una cadena alfanumérica que puede ser una clave pública o privada.

Es importante destacar que hasta la fecha, no ha habido informes de ciberamenazas que afecten a los tokens. Sin embargo, los ciberdelincuentes podrían modificarlos y utilizarlos para difundir malware e instalar en los ordenadores que participan en la Blockchain bots para lanzar ataques DDoS, así que debes estar muy atento.

En segundo lugar, tenemos el Blockchain, un sistema que actúa como la cámara acorazada de un banco, en donde se almacenan tokens junto con un libro de registro de transacciones. El mismo, es un sistema de software distribuido, lo que significa que tiene copias de su código y de sus datos en muchos terminales conectados entre sí a través de una red peer-to-peer.

Para llevar a cabo este sistema los equipos utilizan un protocolo de consenso para confirmar los registros de transacciones verificadas y realizar nuevas operaciones. Para robar tokens, o alterar la Blockchain, los ciberdelincuentes deberían comprometer muchos cientos o miles de ordenadores a la vez. Esta descentralización y cifrado hace que las criptomonedas sean resistentes a la manipulación.

De hecho, un estudio de Check Point, aseguró que a medida que las criptomonedas crecen, las prácticas de los ciberdelincuentes cambian, y por tal motivo, para comprender mejor los riesgos es imprescindible entender cuáles son los elementos que constituyen una moneda digital y sus vulnerabilidades, solo así se responderá a la interrogante si los bitcoins y otras criptomonedas son realmente seguras. Por aquí hace unos días hablamos del SPAM y el fraude relacionado al Bitcoin, pero hay muchas más cosas en las que debemos fijarnos para protegernos.

Sin embargo, las criptomonedas poseen un punto débil que son, como en gran parte de otros ciberataques, las personas. Recuerde que de poco sirve que tanto los tokens como la Blockchain sean seguros si los usuarios no toman medidas básicas de protección. Los ciberdelincuentes lo saben, y por esto lanzan multitud de ataques de phishing y de ingeniería social, con el objetivo de que la víctima les de sus claves.


Te puede interesar:
FBI acusa a dos agentes de robar Bitcoins durante una investigación


En este sentido, Mario García, director general de Check Point para España y Portugal, explicó que las criptomonedas llevan muy poco tiempo entre nosotros como para que tengamos que plantearnos si van a sustituir a las monedas de curso legal. Sin embargo, aseguró que debido a que cada día es más común realizar pagos digitales con estas divisas, es de esperar que los ciberdelincuentes empiecen a atacar a los bitcoins o altcoins de los internautas, “las criptomonedas han demostrado tener sistemas de protección, como la Blockchain, más efectivos que los de los bancos tradicionales, pero esto no es excusa para dormirse en los laureles”, dijo.

En cuanto a si los bitcoins y otras criptomonedas son realmente seguras, Check Point recomienda a las empresas que formen a sus empleados en materia de ciberseguridad. Así, podrán detectar los emails y archivos sospechosos de contener malware, y no introducirán sus claves en webs falsas.

A su vez, indicó que esta formación debe cumplimentarse con una solución de ciberseguridad que proteja los navegadores webs de los trabajadores contra los ataques de phishing y las descargas no seguras. Según Check Point, es la única manera de estar completamente seguro contra los ciberdelincuentes que quieren robar las criptomonedas de empresas y usuarios.

Pagos con criptomonedas: ¿Son seguros?

Cada vez vemos más sitios Web que aceptan criptomonedas como forma de pago: ¿Es peligroso esto? Jordi Nebot, CEO y Cofundador de PaynoPain, nos ha explicado que es una tendencia normal, dado que actualmente, el efectivo cada vez está más en desuso y “por ese motivo entran con fuerza nuevas formas de pago, como las criptomonedas, por lo que incluirlas como método de pago en el eCommerce en realidad supone beneficios tanto para los comerciantes como para el comprador. De todas formas, se debe elegir muy cuidadosamente la pasarela de pago a incorporar para realizar este tipo de transacciones económicas con los usuarios, pues esta herramienta es clave a la hora de garantizar que las gestiones sean seguras y confiables”.

Precisamente desde PaynoPain cuentan con la pasarela de pago Paylands, una opción que se adapta fácilmente a las necesidades de cada negocio ofreciendo unos porcentajes de comisión muy competitivos. Incluir esta opción es muy fácil y aporta múltiples ventajas al comercio electrónico: 

  • Pagos instantáneos y globales: el blockchain no tiene restricciones geográficas, de manera que la ubicación no afecta a la hora de enviar criptomonedas, ni en el coste ni en la velocidad. Esto es muy beneficioso para negocios online que vendan en diferentes países o piensen hacerlo en el futuro.
  • Chargebacks fraudulentos inexistentes: La irreversibilidad de las transacciones en Bitcoins y otras criptomonedas consigue que los chargebacks fraudulentos sean imposibles. Esto es especialmente interesante para los negocios con más riesgo de chargebacks tras la compra, como los que venden productos o servicios virtuales.

Destaca Nebot que si se confía en proveedores se confianza, “la compra online con criptomonendas también supone ventajas de seguridad para el usuario final respecto al uso de otros métodos de pago como las tarjetas de débito o crédito”:

  • El robo de los datos de pago es prácticamente imposible, ya que el ciberdelincuente necesitaría acceso al wallet del usuario, su teléfono móvil y todas sus claves. Esta situación no puede darse sin que el usuario se percate de ello y pueda desvincular el dispositivo y cambiar las claves antes de que se lleve a cabo una compra fraudulenta.
  • Los wallets de criptomonedas permiten gestionar las divisas virtuales en tiempo real y según la necesidad del usuario. De esta manera, una buena estrategia para reducir todavía más el riesgo de robo podría ser mover de un wallet a otro la cantidad a pagar y utilizarlo para las compras online, de manera que nunca se usaría el wallet principal para las compras virtuales. Una estrategia similar a las tarjetas virtuales destinadas a compras online.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.