Si hay algo que la mayoría de los usuarios ansía en sus smartphones es que pudieran tener una autonomía de varios días, meses sería un sueño y años ya sería toda una utopía. Las baterías de sulfuro litio lo permitirían, pero no son las únicas… ¿Has oído hablar de las baterías de nanodiamantes? Aquí te vamos a contar todo lo que debes saber sobre ellas.

Y es que después de miles de investigaciones realizadas para mejorar las baterías aparece una empresa de California llamada NDB (Nano-Diamond Battery) que podría revolucionar el sector con sus baterías de nanodiamantes.

Este tipo de baterías podrían ser el futuro puesto que las autonomías serían absolutamente espectaculares. Vamos a conocer un poco mejor como son estas baterías de nanodiamantes, por la que ya se habrían interesado empresas como Apple o Samsung.

Baterías de nanodiamantes: base de Carbono 14

Bateria de NDB
Batería de NDB

Para realizar estas baterías de nanodiamantes se utilizan desechos nucleares. NDB utiliza parte de reactores nucleares de grafito que hayan absorbido la radiación de barras de combustible nuclear.

El grafito es rico en el radioisótopo de carbono 14 y lo que hace la empresa es purificar dicho grafito y a partir de ahí crear los diamantes de carbono 14, siempre en un pequeño tamaño.

Estos diamantes actúan como semiconductor y disipados de calor, por lo que recogen la carga y son capaces de transformarla. Además, cada uno de ellos tienen una capa de carbono 12 con lo que se consigue que no sean radioactivos, siendo muy barato realizar esta práctica.

Este recubrimiento en carbono 12 hace que no haya fugas de radiación y actúa como una protección ante cualquier tipo de ataque externo que pudieran sufrir.

Funcionamiento

Aunque pudiera parecer que no el funcionamiento de las baterías de nanodiamantes es bastante sencillo en su configuración.

La celda de batería se crea con capas de nanodiamantes en un circuito integrado que tiene un pequeño supercondensador que va almacenando la energía y distribuyéndola de manera rápida y eficaz.

Dese NDB aseguran que podrán fabricar baterías de todo tipo de tamaños, tanto para smartphones o tablets llegando hasta poder colocar las baterías de nanodiamantes en los coches eléctricos, puesto que aseguran que serían capaces de crear baterías AA, AAA, 18650 o 2170, por ejemplo.

La radiación de estas baterías es realmente muy baja, incluso se podrían utilizar estas baterías para implementar en el cuerpo humano, por ejemplo, en un marcapasos, algo que haría que nunca se tuviera que volver a cargarse.

A todo esto, hay que sumar el coste de la fabricación de las baterías, que en este caso serían mucho más barato que las actuales, puesto que las empresas que tengan reactores nucleares pagaran a NDB para que les “quiten de encima” todos esos residuos.

Baterías de nanodiamantes: duración y ventajas

La energía que generan estas nuevas baterías de nanodiamantes equivalen a recargar un móvil actual hasta 5 veces por hora, es decir unos 12,000 mAh. Además, esta energía autogenerada podría realizarse durante décadas sin tener pérdidas de rendimiento ni de autonomía en la batería.

Hay un ejemplo muy ilustrativo de hasta donde podrían llegar la repercusión de este nuevo invento, puesto que si las montásemos las baterías de nanodiamantes en un satélite este podría funcionar durante 28,000 años con cada una de este tipo de baterías.

Imaginemos lo que significar a este sistema en un coche eléctrico (cuando todos tenemos claro que son los automóviles del futuro), de decir, devorar kilómetros tras kilómetros sin preocuparnos de la autonomía.

Si por cualquier razón fallase la batería, el móvil se queda obsoleto o el coche ya fuera muy antiguo (por poneros algunos ejemplos), las baterías son totalmente reciclables y podrían usarse para fabricar nuevas baterías, puesto que la energía que tienen dentro sería totalmente aprovechable.

Gracias a estas nuevas baterías de NDB tenemos algunos problemas resuelto, ya que podremos aprovechar los residuos nucleares, podremos aprovechas baterías viejas para crear nuevas, puesto que, si nivel de recargar y potencia es abismal y se acabaría el problema de la poca autonomía de las actuales baterías, además de añadir un menor coste de fabricación.

El beneficio sería enorme más allá de móviles y coches, puesto que podríamos usarlas en el hogar, en las propias redes de almacenamiento de electricidad, en satélites o en cualquier apartado en el que una batería sea protagonista, principal o secundaria.

Incluso el impacto para el medio ambiente sería otro punto positivo, ya que gracias a este sistema los residuos nucleares serán totalmente aprovechables y reciclados, con el consecuente beneficio para el planeta.

Incluso si llegase el caso de quedarse sin residuos radiactivos, NDB asegura que tiene un sistema para obtener carbono 12 a un coste muy bajo, aunque no han especificado como lo podrían conseguir.

¿Para cuándo?

Según parece las pruebas van sumamente avanzadas y desde NDB aseguran que podrían tener el primer prototipo comercializables muy cerca de su desarrollo final, por lo que la primera versión de baja potencia se espera que este a la venta en menos de 2 años.

Para la versión de alta potencia habría que esperar en torno a cinco años más, puesto que el tema de patentes es más complicado en este caso, aunque desde la compañía aseguran que tanto en experimentación, fabricación o patentes están por delante de toda su competencia.

Al menos cierto es que son los primeros en mostrar al mundo este tipo de baterías que pueden revolucionar el mundo tal y como lo entendemos hoy en día en muchos ámbitos, ya que esta tecnología permitirá cambiar la tendencia que se tiene en muchas cosas, no solo en los smartphones, también en los coches, en el hogar e incluso en algo tan básico como puede ser el alumbrado público de nuestra ciudad, por poneros varios ejemplos.

Estaremos atento a próximas noticias al respecto para contaros todo lo que se vaya aconteciendo. Mientras te dejamos por aquí nuestra selección de móviles con la mejor batería.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.