Estudio realizado por Kaspersky Lab y B2B International, ha dejado de manifiesto que un tercio (21%) de las empresas españolas que sufrieron ataques DDoS encontraron que sus problemas continuaron durante varios días o incluso semanas; mientras que el 37% de los encuestados españoles dijo que se vio afectado por unas horas.

Las consecuencias de un ataque DDoS pueden ir desde el acceso limitado a los servicios online a su falta de disponibilidad completa. Pero incluso un pequeño incidente puede conducir a pérdidas financieras.

Ahondando en los datos revelados, los expertos de la líder en seguridad informática han especificado que en el 12% de los casos, el ataque provocó el fallo total de un recurso; en el 50%, retrasos significativos en los tiempos de carga de servicio; en el 35%, ligeros retrasos en la carga de las páginas; y en el 38% de los ataques, se registró fracaso de algunas transacciones a través del servicio.

“El ataque DDoS a la corporación financiera del grupo OP Pohjola de Finlandia fue un ejemplo típico de un ataque prolongado. Como resultado, los clientes lucharon para acceder a los servicios financieros OP Pohjola más de 6 días”, han ilustrado los de Kaspersky.

Mejor prevenir

Ante este escenario, los portavoces de la oriunda de Moscú han destacado que en el caso de un ataque DDoS, la solución Kaspersky DDoS Protection permite a las empresas redirigir el tráfico temporalmente a través de una ruta alternativa, discurriendo a través de los centros de limpieza que filtran las solicitudes basura y reenvían a los canales legítimos.

“Esto significa que los usuarios pueden seguir utilizando el servicio o la página de manera segura y fiable incluso mientras el ataque está en marcha”, han apuntado los informantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.