Seguramente, os encanta ir a la playa…Un escenario propicio para el descanso y pasarla súper bien; sin embargo, ¿Sabíais que al tumbarte en la arena lo estás haciendo sobre la solución para el desarrollo de baterías de mayor duración y en armonía con el planeta?

Pues sí; y el hallazgo fue realizado por Zachary Favors, un joven graduado en la Universidad de California, quien –en momento de ocio playero- se percató de los elementos presentes en la arena, los cuales tras respectivos procesos podrían convertirse en el dardo al blanco para el desarrollo de baterías con larga vida útil –tres veces más duraderas que las actuales- para diversos dispositivos, incluyendo coches eléctricos, característica ésta en la que compañías líderes tienen años trabajando.

“Concretamente, Favors se centra en estudiar el ánodo, el electrodo que pierde electrones y cuya polaridad es negativa en un dispositivo que genera energía, como son las baterías. El grafito ha sido el material mayoritariamente utilizado para los anodos, pero a medida que los móviles y similares se han ido haciendo más potentes, la capacidad del grafito se ha visto superada, y es uno de los topes a la hora de mejorar las baterías”, se ha reseñado en madrimasd.org, donde además se apunta que en la senda por suplir al grafito, investigadores han experimentado con nanoestructuras de silicio pero éstas tienden a la fractura y pérdida de atributos al ser sometidas a estrés, sin obviar que ameritan procesos u otros elementos tóxicos y su coste es elevado.

En ese sentido, la iniciativa del joven genio radicó en procesar la arena y reducir el cuarzo para extraer el silicio.

Sin duda que Zachary ha hecho más que honor a su apellido –favores- …el chico ha asomado un tremendo aporte a los campos de la innovación y la movida pro planeta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.