La micrografía es uno de los típicos síntomas de los pacientes con mal de Parkinson y consiste en la dificultad para escribir y la reducción del tamaño de la letra hasta hacerla tan diminuta e incomprensible que puede parecer una simple línea dibujada en el papel. Para tratar de ayudar a los pacientes a minimizar los efectos de la enfermedad en la escritura, Dopa Solutions ha creado el bolígrafo Arc Pen.

El dispositivo está equipado con una tecnología que le permite detectar los movimientos involuntarios de la mano y contrarrestarlos mediante vibraciones que generan estabilidad al escribir. Los resultados son, además de una letra más legible, la relajación de los músculos y alivio del dolor al paciente que lo utiliza.

Los responsables de este innovador gadget, forman parte de un grupo de diseñadores del Imperial College London y del Royal College of Arts del Reino Unido y aseguran que ya se han hecho pruebas del prototipo en 14 personas que sufrían la micrografía, típica del Parkinson, logrando la mejoría en la escritura en 86% de los casos.

Como aún se trata de un proyecto, Dopa está buscando recursos para financiarlo y seguramente tendrán éxito ya que Google puso a la venta otro de sus productos, unas cucharas llamadas Liftware igualmente dirigidas a los pacientes de Parkinson para que puedan sentarse a la mesa y comer solos, ya que al igual que el Arc Pen, reduce los temblores de la mano ofreciéndole estabilidad, mediante vibraciones.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.