Tras conocerse que estudiantes chinos trabajaron horas extras de forma ilegal en la fabricación de piezas del iPhone X, Apple inició una auditoría al respecto. Fue el diario Financial Times el que sacó a la luz pública el caso de que a un grupo de estudiantes chinos aparentemente los habían obligado a trabajar hasta 11 horas extras en la fabricación del iPhone X.

Cabe destacar que las leyes en China establecen que los estudiantes contratados como pasantes no pueden trabajar horas extras, ley que violó Foxconn, el proveedor chino de Apple.


Te puede interesar:
El Centro de Visitantes de Apple Park abre sus puertas


Ante esta situación, Apple inició la auditoría. Días después, emitió un comunicado asegurando que, si bien es cierto que los estudiantes chinos trabajaron horas extras, las cuales fueron pagadas a cabalidad, están trabajando para que no vuelva a ocurrir.

“Apple está decidida a asegurar que todo el mundo en nuestra cadena de montaje es tratado con la dignidad y el respeto que se merecen”, dice el comunicado.

Apple aseguró además que los estudiantes chinos como becarios representan un porcentaje muy pequeño del total de los trabajadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.