El mundo de las patentes está lleno de misterios y sorpresas, incluso algunas firmas cuentan en su poder los derechos de productos y componentes que probablemente ni te imaginabas, ejemplo de ello es la nueva condena por 145 millones de dólares que debe pagar Apple por una violación en las patentes del iPhone.

La violación a las patentes del iPhone está vinculada directamente al segmento de la conectividad y la propiedad de la firma WiLAN sobre este segmento tecnológico del diseño de uno de los mejores móviles para comprar del mercado.

Patentes del iPhone violadas por su propia empresa

El iPhone 8 Plus cuenta con pantalla Retina HD de 5,5 pulgadas

Apple ha sido quien se ha salido de las propias patentes del iPhone, serían específicamente dos vinculadas al protocolo de concesión y solicitud de ancho de banda autocorregido y con los sistemas de control de adaptativo de admisión de llamadas.

La primera de las patentes del iPhone violadas señala a un dispositivo empleado para distribuir ancho de banda en sistemas de comunicación inalámbricos a través de un protocolo de asignación y concesión con autocorrección incorporada.


Te puede interesar:
El iPhone 11 ya estaría en el horno: Características y lanzamiento


La segunda, está relacionada con sistemas de comunicación y métodos de control adaptativo de admisión de llamadas que son empleadas en el momento de suspender conexiones cuando no se cuenta con el ancho de banda requerido o regular.

Esta tecnología de distribución de ancho de banda está fuera de las patentes del iPhone y por ello WiLAN presentó una demanda ya que señala que Apple utiliza la autocorrección de la tecnología LTE propiedad de esta firma.

Por tal motivo un tribunal accedió a conceder a esta empresa una indemnización que pueda servir como compensación de daños y fue fijada en 145,1 millones de dólares por la violación de las patentes del iPhone y el empleo de tecnología no autorizada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.