¿Sexo y realidad virtual? Sí, pero aunque mucho se habla del tema, hay mucho de romanticismo de fondo… En términos generales, es casi imposible pasar algo de la realidad virtual a la verdadera, pero este chico lo hizo posible para su novia… y esto no va de sexo por Internet, sino más allá.

Resulta que Kelly Tortorice ya estaba teniendo un día especial cuando su novio la invitó a la sede de Valve, la compañía desarrolladora de videojuegos, para que probara algunos equipos de realidad virtual que aún no han sido lanzados.

Ya de por sí, eso suena fantástico, pero esa no fue toda la emoción que tuvo Kelly. El sitio web The Verge reportó la historia diciendo que en medio de la pintura con el fuego, la exploración de los Alpes y de estar vagando en un barco hundido, algo apareció. Se trataba un gran anillo de compromiso. Ella extendió la mano y lo agarró, y cuando se quitó el dispositivo de realidad virtual, la joya virtual se convirtió en una sortija verdadera.

La inteligente propuesta de matrimonio la hizo Chandler Murch, quien por trabajar en Valve, seguro no se le hizo nada difícil conseguir el HTC Vive para llevar a cabo su idea. Sin embargo, más allá del aparato, el trabajo de Murch estuvo en crear el material que se reproduciría, además de lograr alinear el anillo virtual con el real para que su novia pudiera tomarlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.