Hoy día, al hablar de “nube” seguramente muchas personas ilustran en su mente algo que va más allá del copo blanco en el firmamento. Y es que el término representa una de las más innovadoras vías para almacenar/compartir -de forma virtual- diversos tipos de archivos.

Pese a que este servicio ya tiene en su haber varios años de existencia, ha sido en la actualidad cuando su omnipresencia se ha tornado evidente y hasta necesaria, tanto para usuarios domésticos como en el ámbito empresarial.

Muestra de lo anterior, es la proliferación de proveedores –pagos y gratuitos- que han llevado esta experiencia del escritorio a terminales móviles, incluso ofreciendo la posibilidad de sincronizar con el equipo local, así como diversas capacidades –en Gigabytes o Terabytes- y en modos público, privado o híbrido. Entre algunos de los más populares, Google Drive, Opendrive, Dropbox, Amazon Cloud Drive, Shared, Ubuntu One, HiDrive y 4Shared, entre otros.

El almacenamiento en nube o almacenamiento en la nube (del inglés cloud storage), es un modelo de almacenamiento de datos basado en redes, ideado en los años 60, donde los datos están alojados en espacios de almacenamiento virtualizados, por lo general aportados por terceros (…) Se puede acceder a los servicios de almacenamiento en nube por diferentes medios, como una web service, API, interfaz web o alguna otra seleccionada por el cliente.
wikipedia.org

En lo que respecta a las ventajas del cloud, lo más resaltante es que no requiere la instalación de unidades físicas, ya que es parte corre por cuenta del proveedor; y si el usuario opta por un servicio pago, tiene la posibilidad de escoger la capacidad de almacenamiento que necesita, adaptando así el coste a sus requerimientos.

Pero como todo, el almacenamiento en la nube no queda exento de contras; uno de ellos y hasta preocupante, es el hecho de que los datos podrían ser vulnerables a algún ciberataque y pasar a manos de desconocidos. Además, el acceso a los archivos dependerá si hay conexión a Internet y la velocidad de transferencia de éstos estará igualmente a merced de la Red.

Ahora bien, tras todo este compendio acerca de la nube, vale echar un vistazo a un trío interesante y gratuito de almacenamiento virtual.

Índice de contenidos

Mega

Mega

Este cloud está entre los más seguros, ya que ofrece encriptado de punto-a-punto. Dota al usuario de 50GB de almacenamiento –ampliables con paquetes PRO hasta los 4TB- y sincronización automática de sus archivos. Además, cuenta con apps móviles para Android, iOS y Blackberry, así como una extensión para navegadores.
Clic aquí para ir a la página de Mega

Weiyun

Weiyun

Es un servicio de la compañía asiática Tencent, y aunque se presenta con el obstáculo de que todo está en chino –asunto subsanable con la herramienta de traducción de página- esta nube ofrece al usuario hasta 10TB de almacenamiento gratuito (1TB inicial y los 10 al instalar la app en el móvil), aplicación de sincronización gratuita y envío directo de archivos a dispositivos móviles, así como carpetas separadas para fotos y documentos, entre otras funcionalidades.
Clic aquí para ir a la página de Weiyun

YunPan 360

YunPan-360

Este disco virtual es provisto por Qihoo, compañía asiática y principal rival de Tencent. También viene en chino, pero ofrece hasta 36TB de almacenamiento. Este servicio, le permite al usuario realizar diversas tareas, como, subir, descargar, eliminar y mover archivos, crear de carpetas y reproducir en streaming, entre otras. Además, permite el acceso desde cualquier navegador, la visualización del contenido del disco mediante una app para para escritorio y la sincronización del contenido de una carpeta local con el disco en la nube. Sumado a esto, cuenta con una app móvil para iOS y Android.
Clic aquí para ir a la página de Yunpan 360

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.