Es público y notorio que las amenazas en la Red están a la orden del día. Por su parte, las líderes en seguridad informática además de mantenerse en constante actualización para darle batalla, alertan a los usuarios para evitar que se conviertan en víctimas de ellas.

Tal es el caso de la gente de Kaspersky Lab que en esta oportunidad se ha referido al adware, apuntando que este tipo de programas es capaz de ocasionar que la potencia del dispositivo pueda verse reducida considerablemente y que páginas conocidas se llenen de anuncios.

“En muchas ocasiones, cuando abrimos el navegador encontramos que nuestra página de inicio ha cambiado y que salta un banner o que aparece adosada una molesta barra de búsqueda que no somos conscientes de haber instalado y que no sabemos de dónde ha podido salir. Se trata de dos muestras de adware malicioso, ya que consume recursos del ordenador de forma excesiva y tras el que se encuentra una forma de publicidad”, han ilustrado los expertos de Kaspersky.

Puede llegar a considerarse malware siempre que el banner aparezca en cada web que se quiera lanzar e imite el contenido original.

En lo que respecta a otras características de los adwares, de la misma manera se ha conocido que desinstalarlos no es tarea fácil. Y es que según han explicado los de Kaspersky, intentarlo a través del administrador de tareas suele traducirse en una victoria pírrica porque a los pocos segundos de haberlos detenido, vuelven a aparecer para consumir recursos, y si la desinstalación se ejecuta desde el panel de control, también podría tenerse un éxito limitado y sólo funciona correctamente con programas de cierta categoría.

“No obstante, la mayor parte de estos ‘search helpers’ se resisten a ser eliminados y suelen competir con otros por hacerse un hueco como página de inicio (…) muchos de ellos no aparecen en la lista de programas instalados o que al pulsar en desinstalar aparece un mensaje de error”, han advertido los de Kaspersky.

Pero no todo está perdido

Frente a estos escenarios, los informantes han reseñado que también se puede optar por la desinstalación manual de todos esos archivos rápidamente tras haber bloqueado las operaciones en la memoria del ordenador, aunque no todos tienen esta habilidad; por lo que es recomendable instalar una herramienta, como por ejemplo, Kaspersky Virus Removal Tool, antivirus gratuito que examina un equipo infectado con malware difícil de eliminar y lo restaura.

Claro está, los expertos han advertido además que después de eliminar los programas de adware, vale realizar algunas operaciones de mantenimiento simples, entre ellas, borrar los archivos de las carpetas temporales o desfragmentar el disco para que el ordenador vuelva a funcionar con su potencia normal.

…y por supuesto
Es mejor prevenir que curar

“Visto lo complicado que es eliminar este resistente adware, lo mejor es evitar que se instale en nuestro ordenador pero esto no siempre resulta sencillo pues muchas veces no sabemos de dónde proviene”, han referido los de Kaspersky, resaltando que una fuente muy habitual de este tipo de programas son los juegos y programas gratuitos.

En este sentido, los expertos de la líder en seguridad aconsejan, realizar descargas desde webs oficiales, estar atentos a cada ventana que se abre cuando se está instalando un software y deseleccionar todas las casillas que vienen activadas por defecto sugiriendo instalar otros programas. Además, es prudente utilizar la ‘Instalación avanzada’ u ‘Opciones de instalación’ que suelen incluir herramientas útiles como la de deshabilitar la instalación add-on.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.