Ya antes se han dicho las numerosas bondades que proporcionan las redes sociales en materia comunicacional, no solo para mantenernos en contacto con nuestros círculos cercanos, sino también para mantenernos informados de nuestro entorno. Sin embargo, también se ha mencionado, más de una vez, que todo “pro” tiene su “contra” y no es un secreto que la privacidad y la seguridad de los usuarios puede verse vulnerada, dependiendo del contenido que cada quien publique en su perfil. Por ello se hace necesario repasar al menos estos 6 peligros de las redes sociales y así evitar exponernos a ellos.

#1 No publicar fotos que comprometan la integridad y privacidad:

Las políticas de privacidad de algunas redes han cambiado de tal manera que lo que publicamos puede ser visto por personas que no sean de nuestro entorno cercano.

Colocar fotos de niños en la bañera (sin ropa), por ejemplo, es un acto que atenta contra su privacidad y los expone a terceros con malas intenciones.

Desde personas con perversiones sexuales hasta aquellos que pueden aprovechar tus fotos para lucrarse, sin tu consentimiento, muchas son las probabilidades de que tus fotografías pasen por manos indebidas. Mejor es prevenir que lamentar.

#2 No actualizar estados diciendo dónde estás:

La geolocalización es muy entretenida e incluso a muchos les gusta presumir del sitio donde se encuentran, cuando van a un lugar de comida o a un club o centro de esparcimiento. Lo cierto es que, informar constantemente tu ubicación pone en jaque la seguridad de tu hogar, por ejemplo, pues cualquiera puede saber que a esa hora, y por determinado tiempo, no estarás en casa. Esa oportunidad es fácil de aprovechar por los amigos de lo ajeno.

Lo mismo puede suceder si te encuentras en algún lugar inseguro o desprotegido. Darías pistas a los delincuentes para que lleguen hasta ti.

#3 No llevar a las redes las peleas de pareja:

Es de mal gusto y hasta puede denotar falta de madurez y mal manejo de la comunicación. Pelear con tu pareja a través de estados en las redes sociales, revela a todos los errores de cada uno y puede resultar humillante y además ponerlos en ridículo frente a sus conocidos. Incluso es hiriente y causaría aún mayores problemas, lejos de devolver la paz a la pareja.

#4 No aceptar a gente que no conoces:

En otras épocas se pensaba que a través de las redes sociales se podía conocer de manera segura a nuevas amistades. La experiencia de muchos ha demostrado que es riesgoso interactuar con terceros que sin conocerlos a través de esta vía.

Viene ligado a los puntos 1 y 2 de esta lista. Pudiera tratarse de personas malintencionadas o enfermas que busquen relaciones malsanas o deseen hacerte daño. Para no caer en manos de malechores, es preferible evitarlos.

#5 No cambiar el tiempo con la familia por el uso de las redes:

Aunque nos pueden acercar a familiares que estén lejos, también nos alejan de los que tenemos cerca. Usar por largas horas el ordenador para revisar las redes sociales trae a veces, como consecuencia, que abandonemos nuestros deberes y dejemos de compartir con nuestros seres queridos. Así que debemos organizar ese tiempo para aprovecharlo de la mejor manera sin que por ello hagamos totalmente a un lado las RRSS que tanto nos gustan.

#6 Cuidado con usurpadores de identidad:

La información que proporcionamos por las redes sociales es susceptible a robo por terceros con malas intenciones que quieran engañar para hacer daño. Por ello, se debe ser cuidadoso con los datos personales y además verificar que estés hablando con la persona indicada. A muchos ha ocurrido que creen estar hablando con un familiar y resulta que a este le han usurpado la cuenta o la identidad con otra cuenta, usando sus datos.
Lo mejor es usar las redes a manera de entretenimiento, de manera breve y segura, previniendo riesgos y recordando siempre vivir la vida fuera del mundo 2.0.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.