Samsung y Apple son los reyes indiscutibles del mundo de los smartphones, cada uno con el 20% del mercado aproximadamente, según un estudio de IDC. Por lo tanto, no es de sorprenderse que los más recientes dispositivos de estas marcas, el Galaxy S6 y el iPhone 6, sean los móviles más populares de la actualidad.

Sin embargo, cada uno de ellos tiene sus propias fortalezas y debilidades, las cuales pueden hacer que uno se destaque sobre el otro en cuanto a algunos aspectos. Para tener una idea de algunas de estas características que los diferencian, te dejamos una lista con 6 de las cosas que el Samsung Galaxy S6 puede hacer y el iPhone 6 no.

1) Samsung Pay y la tecnología MST

En marzo, Samsung anunció el lanzamiento de Samsung Pay, su servicio de pagos móviles que estará disponible en sus nuevos dispositivos, el Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge, a partir de este verano. Tal como Apple Pay, este servicio usará NFC y el sistema de autentificación de huellas digitales para permitir los pagos móviles seguros.

La mayor diferencia y ventaja competitiva entre ambos servicios es que Samsung Pay soporta la tecnología Magnetic Secure Transmission (MST), lo que en teoría permite al usuario pagar en cualquier terminal de punto de venta que acepte tarjetas de crédito con banda magnética. Gracias a esta tecnología, el servicio de pago de Samsung podrá ser utilizado en un mayor número de establecimientos ya que al menos el 90% de los minoristas en Estados Unidos disponen de estos puntos, en comparación con el escaso 5% de establecimientos que soporta NFC, con el cual trabaja Apple Pay.

2) Carga inalámbrica

Los dos nuevos dispositivos Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge permiten la carga inalámbrica sin el uso de un accesorio adicional. Los móviles soportan tanto el Wireless Power Consortium (PWC) Qi como el Power Matters Alliance (PMA), lo que quiere decir que los usuarios podrán cargar sus dispositivos en cualquier lugar que tenga estaciones de carga con estos tipos de tecnologías. Aunque los usuarios del iPhone 6 también pueden hacer uso de la carga inalámbrica en sus equipos, para hacerlo deben comprar una carcasa especial, la cual además de ser costosa y voluminosa, por lo general acepta un solo tipo de tecnología.

3) Soporte de Smart Lock

Smart Lock es una de las características de seguridad más importantes de la nueva versión de Android, Lollipop. Con este sistema inteligente los usuarios pueden proteger sus equipos con un PIN, contraseña o patrón, pero solo se le pedirá en determinadas circunstancias. Pasa que Smart Lock permite configurar dispositivos de confianza como reloj Bluetooth, Bluetooth, etiquetas NFC o un rostro, para que el equipo se desbloquee automáticamente en estos casos. Aunque este sistema no es exclusivo del S6, no encontrarás algo parecido en el iPhone 6.

4) Personalización

Una de las grandes diferencias entre iOS y Android, y por lo tanto entre el iPhone 6 y el Galaxy S6, es el control que tienen los usuarios para personalizarlos. Si bien es cierto que Apple permite elegir un fondo de pantalla, imágenes de bloqueo, widgets y la posibilidad de organizar aplicaciones, eso es casi todo. Android, por su parte, tiene muchas más opciones de personalización.

5) Modos de ahorro de energía

Los dispositivos Galaxy S6 disponen de dos modos diferentes de ahorro de energía diseñados para extender la duración de la batería y darle al usuario mayor control sobre las aplicaciones y servicios que más la consumen cuando ya queda poca. El primero de ellos, y menos radical, es el Power Saving Mode, con el cual se limita el rendimiento del CPU: reduce el brillo de la pantalla y velocidad de cuadro, desactiva los botones retroiluminadores, desactiva la vibración y reduce al mínimo el tiempo que la pantalla se ilumina cuando no se esté usando. El otro modo es el Ultra Power Saving Mode, el cual trabaja de una manera más radical. Cuando se activa se aplica en el dispositivo un tema en escala de grises, por lo que no utiliza colores brillantes, limita el número de aplicaciones disponibles para darle prioridad a las “esenciales”, apaga los datos móviles cuando la pantalla está oscura y desactiva el Wi-Fi y Bluetooth.

6) La cámara ‘selfie’

Desde la perspectiva de las selfies, el Samsung Galaxy S6 le gana completamente la batalla al iPhone 6. No solo tiene una mejor resolución: 5MP frente a los 1.2MP del iPhone, también toma mejores autofotos en una gran variedad de condiciones.